El impacto del COVID-19 en las prisiones y la política penal en Alemania

  • Frieder Dünkel Universität Greifswald, Alemania

Resumen

En Alemania, la situación de las cárceles antes del estallido de la pandemia de Covid-19 era bastante relajada, ya que la población carcelaria estaba en declive y el hacinamiento no era un problema. Sin embargo, existía un problema especial con los infractores de las multas, que representan alrededor del 10% de la población penitenciaria adulta diaria en Alemania. Los reclusos de corta duración en general son un problema que resulta en una gran afluencia de personas posiblemente infectadas. Desde marzo de 2020, todos los estados federales alemanes dejaron de encarcelar (o redujeron) a los infractores de multas y algunos estados fueron más allá, al no ejecutar penas de prisión de hasta uno o incluso hasta tres años. La población carcelaria se redujo de unos 77 por cada 100.000 habitantes a 67. Sin embargo, las condiciones carcelarias empeoraron debido a los contactos restringidos de los presos con el mundo exterior. Por otro lado, se introdujo el acceso a la comunicación por internet para compensar el bloqueo de las visitas personales y de los permisos penitenciarios. Se analizan otras consideraciones de política criminal para abolir o reducir el incumplimiento de las multas y otros encarcelamientos de corta duración.
Palabras clave Prisiones, COVID-19, Pandemia, Alternativas al encarcelamiento, Reforma penitenciaria
Compartir
Cómo citar
Dünkel, F. (2021). El impacto del COVID-19 en las prisiones y la política penal en Alemania. Revista de Estudios de la Justicia, (34), 1-16. doi:10.5354/0718-4735.2021.64053
Sección
Doctrina
Publicado
2021-06-20